12.2.12

Entre la razón y el corazón.

Porque sé perfectamente que mi razón se niega a quererte, por lo que mantiene una constante lucha con el corazón. Uno me pide a tu lado; el otro pretende olvidarte. Sé que acabaré equivocándome elija lo que elija. Realmente, no sé que hacer con esta guerra, pues perderé igualmente. ¿Sabes...? Nada, déjalo. Te llamaré cuando me decida.

1 comentario:

  1. Me has leído la mente y has escrito lo que pensaba :)

    ResponderEliminar

« » +